Protege tu piel este verano y siempre de los efectos del sol

0
535

Los protectores solares son un básico para todo el año y ahora que estamos en verano, es un producto que no debe pasar desapercibido, sobre todo por ser un periodo en donde los destinos de playa son de los más visitados y estamos más expuestos a las radiaciones solares, que últimamente han sido muy elevadas.

A la hora de  elegir un protector solar, muchas veces no sabemos o no entendemos para qué es el SPF y el UVA, términos clave para que la protección de nuestra piel sea la mejor, es por eso que, especialistas de Bioderma, La BIOlogía al servicio de la DERMAtología, nos explican cómo actúan.

Primero, tenemos que entender que los rayos solares que tienen efectos sobre nuestra piel son los famosos UVA y UVB y cada uno tiene una longitud diferente, por eso su manera de medición y protección también cambia.

Los UVA son los que penetran más profundamente en la piel, son los causantes del fotoenvejecimiento y si no hay una protección adecuada son los causantes de enfermedades cutáneas graves a largo plazo, actúan como un enemigo silencioso porque no notamos sus efectos sobre nuestra piel. Y por otro lado tenemos los rayos UVB, son los que actúan sobre la superficie de la piel y los que nos proporcionan el bronceado.

Es importante mencionar que las tendencias actuales utilizan 2 métodos distintos para medir la protección UVB; el método COLIPA (una medición europea), clasifica los productos en varias categorías, en donde el SPF 50+ se refiere a la protección más alta, mientras que la FDA (una medición americana), su SPF más alto puede ser 100 o más.

Ahora bien, el Factor de Protección Solar (FPS) o Sun Protection Factor (SPF), se enfoca  en medir cuanto nos protege de los rayos UVB, la protección más elevada que podemos encontrar es  50+ o 100, ambos pertenecen al rango de muy alta protección, que como hemos mencionado, son en diferentes sistemas de medición, uno europeo (COLIPA) y otro americano (FDA).

En cuanto a la protección UVA, la más adecuada para prevenir daños en la piel es aquella en que la protección contra estos rayos sea al menos de 1/3 del factor de protección contra la radiación UVB (por ejemplo, si el SPF es 15, la protección frente a los UVA será cinco).

La línea Photoderm de Bioderma cuenta con productos con un SPF de 50+ / 100 y con un UVA incluso más elevado, a su vez, cuentan con la patente Bioprotección Celular®, con activos naturales que permiten que la piel pueda defenderse de la mejor manera, por lo que están hechos para garantizar una buena protección solar.

Ahora que ya sabes cómo funcionan, de preferencia elige un SPF elevado y no olvides que también es muy importante reaplicar cada 2 hrs. en condiciones extremas y cada 4 hrs. en condiciones normales.