Diputados del Estado de México demandaron que el Sistema para el Desarrollo Integral de la Familia en la entidad dé a conocer las acciones, estrategias y políticas implementadas para apoyar a los 13 mil menores que se quedaron huérfanos, al fallecer sus padres víctimas de Covid-19.

Tras manifestar que se requiere coordinación entre los tres niveles de gobierno para atender esta situación, donde la vida y el futuro de niñas, niños y adolescentes en orfandad es incierta, pidieron que los ayuntamientos también participen en la aplicación de medidas que atiendan las necesidades de los infantes.

Durante la sesión de hoy, la legisladora Mónica Miriam Granillo Velazco, del partido Nueva Alianza, afirmó que es prioritario defender los derechos de la primera infancia en esta condición, en la que sus progenitores perdieron la vida como consecuencia de la emergencia sanitaria por SARS-Cov-2.

La diputada, quien es secretaria de la comisión de Atención de Grupos Vulnerables en el Congreso mexiquense, planteó un punto de acuerdo ante el pleno de la LXI legislatura con dicho propósito.

En su exposición de motivos recordó que México ratificó su participación como miembro de la convención de los Derechos del Niño el 21 de octubre de 1990, en la que se establece que los estados asegurarán su aplicación en favor de la niñez.

En esta convención, dijo, se señala que las entidades tomarán todas las medidas apropiadas para garantizar que el niño se vea protegido y recordó que el Plan de Desarrollo del Estado de México 2017- 2023 establece en su pilar social, que las niñas, los niños y adolescentes se consideran un grupo vulnerable y que por ello es fundamental garantizar el pleno goce de sus derechos para combatir los ciclos de pobreza.

En este contexto, Granillo Velazco preciso que en México se registraron 131 mil casos de niños huérfanos en esta pandemia y que al paso de los últimos 18 meses en el Estado de México, se sumaron a la lista al menos 13 mil en situación de orfandad.

Tras cuestionar el supuesto aumento en las adopciones a nivel nacional, Granillo Velazco, alzo la voz para que la niñez deje de ser un expediente y se elimine tanta burocracia con el firme propósito de dar seguimiento a cada niña, niño, adolescente y primer infancia que se encuentre en dicho estado.

“La orfandad es un problema social que, de no detectarse y atenderse adecuadamente en esta entidad, desencadenará una serie de problemáticas a corto y largo plazo tales como la adicción, delincuencia a temprana edad, el embarazo en la niñez y adolescencia, así como la creación de nuevas familias multi-problemáticas”, advirtió.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here