Vierten 13.9 millones de m3 de aguas residuales en Zumpango

0
1842

En condiciones de pobreza, en ter regosas comunidades situadas en siete municipios rurales, ubicados en el norte del estado, 30 por ciento de la población total de esta zona no tiene agua, carecen de drenaje y desde hace más de una década el agua potable es difícil de conseguir.

Contradictoriamente, por el subsuelo de esos municipios del norte del estado atraviesa una de las cuencas más importantes del país.

Aunque en el municipio de Zumpango se ubica la laguna del mismo nombre, en ella se vierten 13.9 millones de metros cúbicos de aguas residuales, sin tratamiento alguno, que se generan tan solo en estos municipios.

Además, los ríos Avenidas de Pachuca, Gran Canal del Desagüe, Río Salado de Hueypoxtla y Río Salado, pertene¬cientes a la cuenca del Río Moctezuma de la región hidrológica del Pánuco, también son contaminados por las aguas negras producidas en municipios aledaños.

En cuanto a esta situación, la Comisión Nacional del Agua (Conagua), en el Anuario Es¬tadístico del Estado de México precisa que los municipios de Zumpango, Hueypoxtla, Apaxco, Jaltenco, Nextlalpan, Tequixquiac y Tonatitla cuentan para su abastecimiento de agua potable con pozos profundos, que significan 57 por ciento de sus fuentes de aprovechamiento.

Mientras que 43 por ciento comprenden fuentes de derivación como presas, ríos y plantas potabilizadoras, pero la contribución de los manantiales es prácticamente nula.

También, detalla el documento, un 30 por ciento de la población total de esta región carece de drenaje y desde hace más de un dé¬ cada el agua potable es más difícil de conseguir para los habitantes.

El agua comenzó a faltar hace ya varios años debido al colapso ecológico derivado de la tala inmoderada del bosque y la pérdida de otros recursos naturales en esta región, por diversas causas.

A esto se agregaron los continuos cambios de uso de suelo que, por su explotación irracional, provocaron consecuentemente la erosión de los suelos, sin posibilidades de retener el agua en el subsuelo, todo ello sumado a un proceso de urbanización acelerado e irregular.

Lo que queda

En los municipios del norte del Estado de México 30 por ciento de los habitantes sufren por la falta de agua potable y de drenaje.

Paradójicamente, por el subsuelo de esa región atraviesa una de las mayores cuencas del país, la del Río Moctezuma.

Sin embargo, el mayor problema consiste en que se están vertiendo a la laguna de Zumpango 13.9 millones de metros cúbicos de aguas residuales, sin tratamiento alguno, lo cual se constituye en un grave atentado a lo que queda del ecosistema.

FUENTE : MILENIO

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here