Rechazan pobladores de Apaxco recepción de residuos peligrosos para ser incinerados en hornos de Holcim

0
443

Para dar una idea de los daños que este proyecto traerá consigo, “baste señalar que las dioxinas son las sustancias más contaminantes creadas por el ser humano. Son compuestos orgánicos persistentes, muy tóxicos, bioacumulables, que recorren grandes distancias y pueden generar problemas en la reproducción y el desarrollo de las personas, afectar nuestro sistema inmunológico, interferir con el correcto funcionamiento de la actividad hormonal y, de ese modo, aumentar el riesgo de causar distintos tipos de cánceres”, puntualizó en un comunicado el Frente de Comunidades en contra de la Incineración.

Pobladores de Apaxco, Estado de México, rechazaron la recepción de residuos peligrosos sólidos, líquidos y lodosos para ser incinerados en los hornos de cemento de la transnacional Holcim localizados en esa comunidad.

Tras manifestar su molestia por los permisos que ha otorgado la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat), los inconformes destacaron que la incineración de esos residuos ocasionará que se emitan al medio ambiente contaminantes dañinos a la salud, como dioxinas, furanos y metales pesados, entre otros.

Detalló que actualmente la incineración de residuos por parte de la industria cementera en el corredor de Apaxco-Atotonilco, junto con la emisión de contaminantes provenientes de otras industrias, ha provocado que la región sea una de las zonas más contaminadas de México e incluso del mundo.

Por ello, la autorización que haga la Semarnat sin tener en cuenta la alta contaminación en la zona y el propósito final de incinerar los residuos peligrosos en los hornos de Holcim “sería una flagrante violación al derecho a la vida, a la salud de nuestras familias, así como a tener un medio ambiente sano. Es decir, existen razones suficientes para que la Semarnat deseche esta nueva solicitud de Holcim para recibir residuos peligrosos que tendrán como fin ser incinerados en sus hornos”.

Según el comunicado, el proyecto para la recepción de residuos peligrosos se encuentra actualmente dentro del Procedimiento de Evaluación de Impacto Ambiental realizado por la dependencia, y contempla la recepción de residuos peligrosos en las instalaciones existentes de la cementera para poder incinerar anualmente al menos 73 mil toneladas de residuos peligrosos sólidos, así como 12 mil 789 toneladas de residuos peligrosos líquidos, y 37 mil toneladas de residuos peligrosos lodosos.

Entre los residuos líquidos que podrían recibir se encuentran aceites usados, disolventes, agua contaminada, pinturas y anticongelantes. Y entre los residuos sólidos que se incinerarían están aquellos impregnados con hidrocarburos, plásticos, grasas, empaques, llantas y catalizadores gastados.

Sobre los residuos peligrosos lodosos que Holcim pudiera recibir destacan tierras contaminadas con hidrocarburos, lodos provenientes de plantas tratadoras de agua, aceitosos, resinas y natas de pintura, entre otros.

El Frente de Comunidades en contra de la Incineración resaltó que los residuos peligrosos e industriales han aumentado en su complejidad y, por ello, en su toxicidad, y con frecuencia se desconocen sus componentes contaminantes, o bien si sus procesos de transformación son contrarios o difieren de los estándares recomendados.

“Advertimos que existen razones suficientes para que la Semarnat deseche la solicitud de Holcim; de igual manera respaldaremos las acciones que los pobladores de Apaxco realicen para cancelar dicho proyecto. Rechazamos la política del gobierno federal de autorizar desde hace décadas estos proyectos que enferman y matan a nuestras familias sin consultarnos a las comunidades afectadas y contra la evidencia científica que indica que el manejo e incineración de residuos peligrosos causa enfermedades y muerte en las comunidades aledañas, como es el caso de Apaxco y pueblos vecinos. Culpamos a la Semarnat de favorecer a las cementeras a costa de la salud y de la vida de nuestras familias”, destacó el Frente.

Y aseguró que Holcim se ha destacado en el poblado por mantener durante décadas una constante campaña de desinformación respecto al manejo y operación de residuos peligrosos e industriales y su posterior incineración en sus hornos, “ocultando a los pobladores los efectos en la salud y en el medio ambiente que tales actividades producen a nuestras familias, siendo los niños y los bebés que aún se encuentran en el vientre los seres más afectados por los contaminantes emitidos por el manejo y posterior incineración de residuos peligrosos”.

Finalmente, exigió que la dependencia federal niegue cualquier permiso a la empresa Holcim en Apaxco para operar instalaciones para la recepción de miles de toneladas de residuos peligrosos sólidos, líquidos y lodosos para su posterior incineración en sus hornos de cemento.

FUENTE: PROCESO