Plomo a chavo en Tonanitla

0
1532

Eje­cu­ta­do de dos ba­la­zos en la ca­be­za y aban­do­na­do en un pa­ra­je de es­te mu­ni­ci­pio, fue en­con­tra­do es­ta ma­ña­na el ca­dá­ver de un jo­ven de en­tre 25 y 30 años de edad.

Au­to­ri­da­des po­li­cia­cas in­for­ma­ron que has­ta el mo­men­to se des­co­no­ce tan­to la iden­ti­dad del aho­ra oc­ci­so co­mo del o de los pre­sun­tos ho­mi­ci­das, así co­mo el mó­vil del cri­men; sin em­bar­go, ase­gu­ra­ron que un in­ten­to por acla­rar es­te nue­vo he­cho de vio­len­cia y san­gre en el Es­ta­do de Mé­xi­co ya ini­cia­ron con las in­ves­ti­ga­cio­nes co­rres­pon­dien­tes.

Des­pués de que ve­ci­nos del Frac­cio­na­mien­to Ojo de Agua que ca­mi­na­ban por las in­me­dia­cio­nes de un pa­ra­je, ubi­ca­do a un cos­ta­do del Cir­cui­to Ex­te­rior Me­xi­quen­se, re­por­ta­ron que en esa zo­na se en­con­tra­ba ti­ra­do un hom­bre que al pa­re­cer ya es­ta­ba muer­to, ele­men­tos de la Po­li­cía Mu­ni­ci­pal de in­me­dia­to arri­ba­ron al lu­gar y al te­ner de fren­te el cuer­po con­fir­ma­ron que di­cho jo­ven ya es­ta­ba muer­to, por lo que acor­do­na­ron to­da la zo­na y so­li­ci­ta­ron la in­ter­ven­ción del mi­nis­te­rio pú­bli­co pa­ra que die­ra fe de los he­chos y or­de­na­ra el le­van­ta­mien­to del ca­dá­ver.

Du­ran­te las pri­me­ras ins­pec­cio­nes ocu­la­res que prac­ti­có en el lu­gar del ha­llaz­go, el MP in­for­mó que el oc­ci­so que­dó ti­ra­do en po­si­ción fe­tal, so­bre su cos­ta­do iz­quier­do y que pre­sen­ta­ba dos ba­la­zos en la ca­be­za.

El re­pre­sen­tan­te so­cial, di­jo que po­si­ble­men­te el o los pre­sun­tos ho­mi­ci­das eran co­no­ci­dos del oc­ci­so, pues a sim­ple vis­ta se ob­ser­vó que no pu­so re­sis­ten­cia y que al mo­men­to en que re­ci­bió los dos im­pac­tos de ba­la fue cla­ra­men­te sor­pren­di­do, ya que no pre­sen­ta­ba en el cuer­po hue­llas de vio­len­cia o for­ce­jeo, úni­ca­men­te los dos im­pac­tos de ba­la en la ca­be­za que le fue­ron dis­pa­ra­dos a cor­ta dis­tan­cia.

El MP, di­jo que al pa­re­cer el des­co­no­ci­do fue eje­cu­ta­do en el mis­mo lu­gar del ha­llaz­go, ya que que­dó ti­ra­do en me­dio de un char­co de san­gre y que su o sus ver­du­gos po­si­ble­men­te uti­li­za­ron una pis­to­la ti­po re­vól­ver, pues en el lu­gar no se en­con­tró nin­gún cas­qui­llo per­cu­ti­do.

El mi­nis­te­rio pú­bli­co, di­jo que de­bi­do a que no se en­con­tró en­tre las per­te­nen­cias del ex­tin­to al­gún do­cu­men­to o cre­den­cial que pu­die­ra iden­ti­fi­car­lo, has­ta el mo­men­to se en­cuen­tra co­mo des­co­no­ci­do y el úni­co da­to que dio de él es que era de en­tre 25 y 30 años de edad, com­ple­xión re­gu­lar, 1.70 me­tros de es­ta­tu­ra y que ves­tía un pan­ta­lón de mez­cli­lla azul y ca­mi­sa blan­ca.

Po­li­cías mi­nis­te­ria­les, fie­les a su cos­tum­bre, aun­que só­lo sean pro­me­sas in­cum­pli­das, afir­ma­ron que en un in­ten­to por acla­rar es­te cri­men y lo­grar la iden­ti­fi­ca­ción y cap­tu­ra de los pre­sun­tos res­pon­sa­bles ya ini­cia­ron con las in­ves­ti­ga­cio­nes co­rres­pon­dien­tes.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here