Los Pinos ya apunta a Aaron Urbina de Tecamac por haber jugado con Delfina

0
4222

Empezó la «cacería de brujas». Los Pinos ya señala a los principales caciques que no jugaron derecho para Alfredo Del Mazo y que pusieron a Enrique Peña Nieto al borde de una derrota en su entidad. La Política Online ya se refirió a Ecatepec, el bastión de Eruviel Ávila. En la tierra del gobernador, los cinco distritos fueron para Delfina Gómez.

Pero no fue el único caso. Algunos hombre fuertes del Edomex también son apuntados por el equipo presidencial. Es el caso de Aarón Urbina, un peso pesado de Tecámac. El primer dato es demoledor: este cacique no había perdido una elección en 20 años. Hasta el domingo: su territorio también quedó en manos de Morena.

Urbina tiene un control total de Tecámac. Allí fue tres veces alcalde: 1997-2000, 2003-2006 y 2009-2012. Alternó con otros tres períodos como diputado local: 2000-2003, 2006-2009 y 2013-2015, este último como coordinador de la bancada del PRI y presidente de la Junta de Coordinación Política del Congreso de Edomex.

Claro, el nexo que hacen en Los Pinos es ineludible: Urbina es uno de los hombres más cercanos a Eruviel. Antes que nada, sus distritos están pegados. Pero además compartieron ámbitos comunes en esa carrera mexiquenses, tanto de alcaldes como diputados locales.

Urbina se presentó una cuarta ocasión en 2015 y ganó. Su efectividad era tan alta que su amigo Eruviel decía durante su toma de prostesta: «Los resultados de Aarón son dignos de analizarse en un estudio de doctorado, tal vez de la Universidad de Harvard, o de la UNAM, pero yo sí les podría adelantar algo, no es casual estos triunfos».

Pese a que Urbina acompañó en varios actos de Del Mazo, la derrota fue holgada para Delfina. «Si tiene cuatro patas, ladra y mueve la cola, seguro es un perro», ironizan funcionarios federales que dialogaron con LPO para explicar por qué sospechan que hubo traiciones.

Este medio también reveló que desde las filas del PAN hay señalamientos contra sus alcaldes. Josefina cree que Enrique Vargas (Huixquilucan) y Ana Balderas (Atizapán) no jugaron con lealtad y terminaron yendo con otros postulantes. El único que logró manejar uno de sus distritos fue Édgar Olvera, de Naucalpan.

FUENTE: LA POLITICA ONLINE

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here