Le niegan atención en IMSS de Tecamac y tiene a su bebé en la calle

0
1556

Esta madrugada una mujer tuvo que dar a luz afuera del Hospital General de Zona número 200 del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), ubicado en Tecámac, luego de que el personal médico del lugar se negó a brindarle atención

La mujer de aproximadamente 29 años, identificada solamente como Brenda, acudió al mencionado hospital, debido a que presentaba síntomas de un pronto alumbramiento, sin embargo, el personal del hospital se negó a atenderla asegurando que aun no era tiempo de que ella diera a luz, al filo de las 3:00 de la madrugada, la mujer no pudo aguantar más para ir a otro sitio y tuvo a su hijo en las inmediaciones del hospital.

Los familiares de la mujer denunciaron que arribaron a la clínica, donde Brenda fue recibida por la ginecóloga y obstetra Tania Flores Toriz, quien en tres ocasiones solamente se limitó a decirle que regresara posteriormente, pues aun no era tiempo.

La ginecóloga le ordenó a Juan Gabriel Rodríguez Castañón, esposo de Brenda, que se retiraran y que regresaran dentro de 8 horas, asegurando que era el tiempo justo para que se registrara el nacimiento del bebé.

No obstante el trabajo de parto siguió avanzando y al no soportar las intensas contracciones, los familiares de Brenda, quienes se encontraban a bordo del vehículo donde la trasladaron al hospital, ya estaban en la rampa de la entrada de urgencias, en donde se percataron que ya no podían esperar más tiempo, pues él bebe estaba a punto de nacer.

De manera inmediata, pidieron el apoyo a personal de la clínica, quienes nuevamente hicieron caso omiso, causando que el menor naciera en el interior del vehículo.

Brenda fue auxiliada por su esposo y algunos testigos que se percataron de la situación, pero la situación se complicó cuando el recién nacido resbaló de las manos de su padre, situación que causo mayor estrés en la madre desencadenando una preclamsia.

Fue hasta después del parto que el personal de del IMSS decidió ingresar a la mujer a la sala de urgencias, donde fue atendida y se encuentra en la sala de recuperación, mientras que el recién nacido fue ingresado a una incubadora y según los médicos presenta problemas ventilatorios.

Cabe recordar que el pasado 13 de noviembre entró en vigor el decreto concerniente a reformas a las leyes General de Salud y del IMSS e ISSSTE, que señala que toda mujer embarazada que presente una urgencia debe ser atendida en cualquier institución pública, sea o no derechohabiente.

Con información de Crónica.