El lirio acuático ya invadió la laguna de Zumpango y cubrió una gran parte del espejo de agua, indicaron residentes y comerciantes de las inmediaciones de esta laguna mexiquense.

La laguna de Zumpango, hace casi cinco siglos, formaba parte de un sistema lacustre integrado por otros cuatro lagos: Texcoco, Chalco, Xochimilco y Xaltocan. El 23 de junio de 2003 fue decretada como Área Natural Protegida (ANP).

Entre el 15 y el 20 de septiembre de 2021 se realizó una estimación de 35 hectáreas de lirio, en recorrido realizado por autoridades ambientales del Gobierno Federal.

Los prestadores de servicios turísticos (lancheros que ofrecen viajes) señalaron que la extensión del lirio es el primer golpe al sector turístico de la laguna. Los visitantes, en su mayoría, provienen de los municipios de Huehuetoca, Teoloyucan, Tecámac o Cuautitlán; son muy pocos los que vienen de más lejos.

Refirieron que dejaron de dar servicio por que ya “no hay espacio para poder trabajar”, debido al incremento de la maleza acuática. Indicaron que, a este ritmo de crecimiento del lirio, en algunos meses la laguna será cubierta en su totalidad, por lo que solicitaron la intervención de las autoridades en materia ambiental.

Residentes de la zona señalaron que el lirio acuático es malo solo en exceso y que al parecer ya comenzará a ocasionar problemas. Destacaron que uno de los problemas es la aparición e incremento de los mosquitos que, aseguran, afecta a las comunidades cercanas de manera muy drástica pudiendo convertirse en un problema de salud pública.

Recordaron que del año 1999 al 2001 la Laguna de Zumpango se cubrió en un 100% del espejo del agua de lirio acuático. Aseguraron que esa situación dejó sin oportunidad de sobrevivir a las especies de peces y también a la avifauna residente y migratoria.

El ambientalista Raúl Jiménez explicó que en un cuerpo de agua tan enorme, como la Laguna de Zumpango, se pueden tener hasta 100 hectáreas de lirio acuático (Eichhornia crassipes), lo que representa tan solo el 5% de la superficie total de este cuerpo de agua. Aseveró que aún con esta «invasión» de maleza acuática trae más beneficios que perjuicios.

Explicó que el lirio acuático absorbe la materia orgánica e inclusive metales pesados, además de que sirve como refugio de algunas especies de aves y también en la rizosfera del lirio desovan algunas especies de peces a falta de lugares adecuados para hacerlo.

De acuerdo a la organización Biodiversidad Laguna de Zumpango, el grado de contaminación y/o mala calidad del agua es el principal factor que favorece su desarrollo desmedido. Si existen estas condiciones, causa verdaderos estragos a la biodiversidad, ya que su crecimiento se da de manera exponencial.

Precisó que el reciente ingreso de agua trajo consigo el lirio acuático, una planta exótica invasora que se encuentra en los humedales del país como una «plaga» y, que se sabe, modifica las características físicas y químicas de estos sitios y un claro ejemplo, dijo, está en los puntos de conteo que han sido cubiertos por la planta y que muestran baja riqueza de aves, ya que sólo algunas ,como las garzas y gallaretas, hacen uso de este recurso pues es parte de su alimentación.

Finalmente, destacaron que el problema ambiental que presenta la aparición del lirio acuático, es modificar los niveles de oxígeno ocasionando la muerte de fauna acuática como peces y una disminución en los niveles de microalgas que son consumidas por otros animales.

FUENTE: EL SOL DE MEXICO