Junio era el mes del Aeropuerto de Santa Lucía —ubicado en el municipio de Zumpango, Estado de México—, de acuerdo con los planes del gobierno de AMLO. Sin embargo, el Primer Tribunal Colegiado en materia administrativa en el estado mexiquense ordenó suspender la construcción de este proyecto hasta que el gobierno Federal demuestre que cuenta con los permisos ambientales —y compruebe que el inicio de los trabajos en esta zona no impacte de manera negativa al medio ambiente.

Ante este revés, en la conferencia mañanera de este martes 4 de junio, AMLO dijo que se respetará la decisión del Tribunal y el gobierno esperará a que se emita el estudio sobre el impacto ambiental del Aeropuerto de Santa Lucía, ya que aún no comienzan los trabajos en esta zona.

La suspensión

Al igual que en el caso del ex Nuevo Aeropuerto Internacional de México en Texcoco, civiles han protestado por el proyecto en la base militar de Santa Lucía. En este caso, un amparo fue lo que cesó, de manera temporal, esta obra.

De acuerdo con El Universal, el Tribunal dio luz verde al amparo que tramitó el director de la empresa textilera Novalan S.A. de C.V; Ramón Morera Mitre —vale mencionar que el empresario había tramitado un amparo en contra de la cancelación del proyecto en Texcoco peeeeero el juez cuarto de Distrito del Estado de México rechazó la petición.

¿Y luego? Se supone que Mitre argumentó que el proyecto de Santa Lucía marchó sin ningún estudio sobre impacto ambiental. Entonces, a este llamado el Tribunal consideró que si no se cuenta con los permisos, los riesgos podrían ser irreversibles para la sociedad, así que primero lo primero —como muchas organizaciones civiles lo pidieron para Texcoco.

Sólo para contextualizar, en abril pasado AMLO inició el estudio y los trabajos preliminares de su proyecto —Aeropuerto de Santa Lucía General Felipe Ángeles. Sin embargo, el equipo del Ejecutivo anunció que la construcción comenzaría en junio, ya con todos los trámites y estudios en regla.

No obstante, en la mañanera, el mandatario detalló que las obras aún no comienzan y argumentó que sus adversarios están a la expectativa del comienzo del proyecto —con todo y drones que supuestamente usan para comprobar que el gobierno ya inició las obras. Por cierto, AMLO anunció que en cuanto tenga los datos de los sujetos que orquestan los drones, los dará a conocer. Finalmente, aseguró que a pesar del amparo, no se retrasará el proyecto.