Apaxco y Tequixquiac; asechados por “Los Caballeros Templarios”.

0
2863

Los poblados y moradores cercanos a la franja divisoria entre los Estados de México e Hidalgo, están siendo víctimas de una ola de homicidios, secuestros y sometimiento a pago de cuotas por la delincuencia organizada, misma que en los últimos meses ha incrementado su presencia en los municipios Panistas de Apaxco y Tequixquiac, los que se han convertido en anfitriones de células delictivas de los “Caballeros Templarios”.

No obstante que las procuradurías y los integrantes de corporaciones policiacas de todos los niveles de gobierno, tienen conocimiento, prácticamente nada se hace para detener la ola violenta que azota la región. El temor ya invade inclusive a los propios funcionarios locales, incluyendo policías y presidentes municipales.

En esta parte del territorio nacional, los índices delincuenciales se han disparado a niveles insostenibles en los últimos meses, pero los habitantes obligadamente callan; es el silencio sepulcral característico no solo de esta zona, es el mismo de las poblaciones infectadas por este lastre social en los diferentes estados de la republica mexicana como Tamaulipas, Michoacán, Jalisco, etc. donde la gente no tiene mejor opción que acatar lo que los delincuentes ordenan y callar, de lo contrario están firmando prácticamente su sentencia de muerte.

Los pobladores han dejado de tener confianza en las autoridades como en todos lados, más aún, al conocer día a día como las corporaciones encargadas de la seguridad están infiltradas por el crimen organizado, y saber que muchos de sus integrantes son parte de la delincuencia.

Antecedentes

Por el 2010 entre Huehuetoca y Apaxco, fue apresado Oscar Vargas Garrido alias “El Chaparro”, quien formaba parte de “La Familia Michoacana” y encabezaba una célula delictiva que tenia azorada la zona al igual que hoy.

oscar Vargas Garrido alias “El Chaparro”

 

En las mismas fechas otro grupo de plagiarios fue detectado, “mediante una denuncia anónima”, que llevo a policías estatales hasta una casa de seguridad, ubi­ca­da en la ca­lle 16 de Sep­tiem­bre, nú­me­ro 2, en ple­no cen­tro del mu­ni­ci­pio de Apax­co, donde mantenían secuestrado a Víc­tor Na­va­rro Mon­ta­ño, de 61 años de edad, o­rigi­na­rio del mu­ni­ci­pio de Te­quix­quiac, quien fue milagrosamente liberado con vida. En la misma casa de seguridad, fue localizado el cuerpo sin vida de otra persona del sexo masculino a quien también mantenían secuestrado. Casualmente no hubo detenidos, antes de llegar los uniformados, aparentemente los delincuentes fueron alertados y huyeron del lugar.

Las células de delincuentes que operan en la zona, transitan a la luz del día y como Pedro por su casa, comentan los habitantes de esas poblaciones. Personas que accedieron a platicar con representantes de este medio, quienes pidieron que omitiéramos sus nombres, comentaron, que al ser abordados por los delincuentes les han dicho que pertenecen a “Los Caballeros Templarios”, lo cual han corroborado al ver que las llamadas telefónicas que reciben para extorsionarlos con fuertes sumas de dinero, provienen de teléfonos con ladas principalmente de Michoacán.

Las células delictivas que operan en estos y otros municipios de la zona, aparentemente pertenecen al mismo grupo delictivo que apoya al ahora detenido Miguel Ángel Garnica Loya alias “La Roca” de 28 años de edad, quien fue apresado el sábado 24 de febrero de 2013, la información relacionada con la detención de este sujeto, obra en los expedientes de la procuraduria del Estado de Hidalgo.

Extraoficialmente se sabe que su aprehensión derivó en la captura el 26 de febrero 2013 de 17 policías en el estado de Hidalgo quienes presuntamente apoyaban las actividades de este sujeto, destacándose;  el subdirector de la corporación de Atotonilco de Tula y dos escoltas del alcalde de Tepeji del Río, entre otros policías de rango.

Miguel Ángel Garnica “La Roca”

Garnica Loya alias “La Roca” fue detenido cuando se disponía a cobrar cuotas a comerciantes de la región de Tepejí del Río, se aseguró que pertenecía a la organización criminal de “Los Caballeros Templarios”.

Extraoficialmente personas de ese rumbo, comentaron a este medio, que el lugar de Garnica Loya está ocupado por un nuevo integrante del grupo delictivo, quien tiene su sede en Tepeji del Rio, y ya se encuentra reclutando delincuentes en Tula, Atotonilco de Tula, Atitalaquia, Tlahuelilpan, Apaxco, Tequixquiac y Huehuetoca entre otros municipios de la zona, además ya cuenta con el apoyo del “equipo” que quedo libre y que se encontraba a las ordenes de “La Roca”.

Los habitantes de esta parte del país, requieren la atención urgente de las autoridades Federales y del Estado para erradicar el grave problema, antes que los ciudadanos se levanten en armas para su autoprotección ante la ausencia de seguridad, como se está haciendo en otros lugares de la republica mexicana.

FUENTE : GLOBAL-MEXICO.COM